martes, 16 de febrero de 2016

Alguna vez tenía que salir mal... por Luis Celaá


- Pues sí, la verdad es que alguna vez tenía que ser. No es que la gira de promoción de Sevilla , una nueva parada en este amplio "Los que traen el Infierno Tour", fuera un fracaso; al contrario. Estuvo bastante bien, porque conocimos a mucha gente, promocioné el libro, me hicieron una entrevista para la web de la editorial y sus archivos sonoros, también estuve posando para unas fotos de promoción.. La verdad es que el viernes estuvo genial la promoción por Sevilla pero lo que es la presentación...
- Ahora no estaría bien decir lo de "ya lo dije yo que esto iba a pasar" pero lo pueden decir los dos músicos (y enormes amigos) que estuvieron conmigo en la Presentación en la librería La Casa tomada, de Sevilla. Lo hablamos antes y sabíamos que iba a ir poca gente, pero que no viniera casi nadie no nos lo esperábamos.
- Empezaré en orden cronológico. El viernes por la mañana, cogí un avión a Sevilla (con susto incluido pues se estropeó un motor, los mecánicos tuvieron que ir a repararlo y estuvimos casi una hora esperando en el interior del avión sin poder hacer nada, esperando a poder despegar y tras tres intentos lo conseguimos. La verdad es que pasé un poco de miedo pero sí por mí hubiera sido hubiera hostiado a tres o cuatro del avión, los cuales en vez de relajarse para que sus hijos o niños pequeños, que iban con ellos en el avión, se relajaran se pusieron nerviosos y empezaron a gritar. Sí no llega a ser por las azafatas alguno se lleva una hostia y acabo detenido, menos mal que no pasó..jajajaja).
- Tras llegar a la hermosa ciudad sevillana y dirigirme al apartamento donde iba a pasar esa noche para dejar la maleta, me encaminé a la editorial, a donde llegaría con una hora de retraso sobre el horario previsto (no fue culpa mía sino del avión que llegó una hora más tarde...). Tras las pertinentes disculpas, sesión de fotos promocionales junto a otros escritores de la editorial. Tras ello, una entrevista personal para la web de la editorial y para sus
"archivos sonoros". Tras ello nos despedimos y ellos me juraron por pasiva y por activa que irían dos personas para ayudarme con la presentación del día siguiente, uno para presentarla y otro para coordinar todo. Además varias personas de allí (ilustradores, maquetadores, etc..) me dijeron que se pasarían por la librería.


- Tras el paso por mi editorial (Punto Rojo Libros), decidí acercarme a la imprenta de allí donde había encargado varios libros y llevar unos cuantos a la librería en donde al día siguiente tenía que hacer la presentación. Tras despistarme un poco por las intrínsecas calles sevillanas  y por el barrio de la Macarena, conseguí llegar a la librería, en la que estaban a punto de cerrar. Tras dejar los libros en depósito, prepararlo todo para la presentación del día siguiente y otras cuantas fotos más para promocionarnos por las redes sociales, me fui a pegar unos cuantos carteles del evento antes de ir a comer.
- Tras la comida y la pequeña siesta en el apartamento de Triana en donde me quedé ubicado, me fui de promoción por diferentes librerías a dejar libros en depósito o certificar las ventas en las que ya estaban los libros míos allí.
- Después pegué los últimos carteles que aún me quedaban del evento y así hice un poco de tiempo pues iba a quedar con mi amigo Javier Ramos que vive allí en Sevilla y que suele ser mi gurú protector cuando bajo para allá...

- Apenas pude hablar con mi compañero pues su padre tuvo un problema de salud y se tuvo que ir para Cádiz, que es donde vivía él antes con sus progenitores. Afortunadamente, a su padre le hicieron las revisiones a tiempo y todo quedó en un susto pero ya se quedó todo el fin de semana en Cádiz.
- Me quedé momentáneamente sólo y casi una hora después me llamó mi otro colega que tengo en Sevilla, el que me prometió que iba a ir con su hermano y otros amigos a verme por la mañana a la presentación aunque se acostara tarde.
- Pero la noche sevillana, y en concreto la Alameda, hizo estragos en las casi doce personas con las que estuve esa noche en algún momento del viernes y que me dijeron que iban a ir sin falta a mi presentación, porque finalmente no fue ninguno...
- Sábado por la mañana. Me levanté pronto pese a que el día anterior me había acostado muy tarde para ir al renfe de Santa Justa, en donde en un par de horas llegarían los músicos que me iban a acompañar al evento: The niño Sarri y Kayes.
- Otra gran sorpresa, un colega de mi colega que curraba de noche y el cual se fue pronto la noche anterior para ir a currar me estaba esperando en la puerta del apartamento. Le dí las gracias y estuvo conmigo hasta que llegó el tren con mis amigos. Después me pidió perdón por no ir a la presentación pero se quería ir a dormir, normal después de  toda la noche trabajando.


- Tras un pequeño despiste para encontrar la calle dónde estaba la librería en la que íbamos a hacer nuestra escala en Los que traen el Infierno Tour, llegamos con quince minutos de antelación. Mientras que los músicos se quedaban fuera haciendo tiempo, yo entré a hablar con la librera. Afortunadamente, en vez de venir una vinieron tres para ver la presentación y ayudar en lo posible.
- Decidimos esperar un poco para ver sí venía la gente de la editorial que me iba a ayudar con la presentación y alguna persona más para ver el evento. Pero tras dos cervezas, varios whatssupp y algunas llamadas nos dimos cuenta que nadie, ni siquiera los de la editorial que juraron que iban a venir se iban a presentar...
- Vino una pareja y una persona más para verlo pero como decidimos esperar a ver sí venía alguien más y empezar el evento a las 13.30 pues se aburrieron y se fueron. Finalmente no vino nadie más así que ya que habíamos ido decidimos hacer una mini presentación. (Eternas gracias a mis amigos Kayes y Sarri que estuvieron apoyándome en todo momento porque sí no posiblemente me hubiera hundido en la miseria pues fue un golpe muy duro que no viniera nadie a vernos en una ciudad donde conocemos poca gente pero que la noche anterior fue una promesa continua de al menos doce personas de que iban a venir... y finalmente no vino ninguno).

- Tras unas palabras y unas fotos promocionales que me hicieron Sarri y Kayes. Además de las fotos de equipo, Kayes y Sarri decidieron cantar que para eso habían ido hasta Sevilla. Tuve el privilegio de ser el único, junto a las tres libreras, que vio el mini concierto de mis amigos. Tocaron sólo dos temas pero fueron una maravilla. Ya que uno fue una versión free-style del famoso "Bulerías de Vallekas" transformado en "Bulerías de Sevilla". Ese gran vídeo lo grabé para la posteridad.
- En la siguiente canción Kayes se puso a hacer unas rimas anfetamínicas mientras que yo le hacía la coreografía del vídeo. Otra joya videográfica que está grabada en el móvil de Kayes para el futuro.
- Tras eso, dimos las gracias a las libreras por su hospitalidad y nos fuimos a embriagarnos por las atestadas calles sevillanas, en donde una vez más tanto Kayes como Sarri me mostraron una camaradería especial....
- Los que traen el Infierno Tour.
- ¡¡Pasaremos cerca de tu casa y lo sabes!!


Por Luis Celaá. Vicepresidente de la ACN

En esta presentación participaron: Luis Celaá, Vicepresidente de la ACN, "Kayes" socio de la ACN y "The niño Sarri", también socio de la ACN

No hay comentarios:

Publicar un comentario